Características de un Objetivo Ojo de Pez

El ojo de pez es, probablemente, uno de los objetivos fotográficos más difíciles de manejar. Se trata de un objetivo cuyo ángulo de visión es extremadamente grande, de 180 grados o más, y con una amplísima profundidad de campo, lo que distorsiona la fotografía asemejándose a una imagen reflejada en una esfera.

Para aprender a utilizar este objetivo, os dejamos algunos consejos para conseguir unas espectaculares fotografías:

- La prácticamente infinita profundidad de campo, es debido a que la distancia focal de los ojos de pez es muy escasa. Esto hará que todo lo que veamos esté nítido, sin poder desenfocar el fondo por ejemplo.

- En cuanto al ángulo de visión, es tan amplio, que es difícil que no se nos cuele algo que no nos interese en la imagen, como una pata del trípode, la correa de la cámara… por lo que debemos asegurarnos bien antes de capturar la fotografía.

- La característica más llamativa de los ojos de pez es que distorsionan la imagen en líneas curvas. Cuanto más nos alejemos del centro, más se curvará. Un consejo para retratar paisajes con un ojo de pez, es colocar en este centro de la imagen el horizonte de modo que aparezca recto.


Uno de los elementos que no suelen funcionar bien en el resultado de nuestras fotografías con ese tipo de objetivo, son los que tienen formas redondeadas. Doblar una curva puede dar lugar a que se deforme o que se llegue a enderezar hasta parecer que está prácticamente recta.

Esta técnica, es poco adecuada para realizar un retrato formal ya que las formas resultantes son algo extrañas como una cabeza muy grande o unas piernas muy cortas. En cambio, el uso del ojo de pez para interiores y paisajes es muy recomendable:

- En interiores podemos llegar a abarcar toda una instancia completa, provocando en el espectador la sensación de ser partícipe de la escena.

- En paisajes, la deformación de los elementos de la escena se curvarán según estén más o menos cerca de los bordes, lo que llamará mucho la atención.

Como hemos visto, el objetivo ojo de pez es complicado de manejar, pero si lo usamos adecuadamente podemos conseguir imágenes muy interesantes y atractivas.

Fuente: No se ni cómo te atreves

9417 Total visitas 1 Visitas hoy
Be Sociable, Share!

Deja un comentario